ADVERTENCIA: LEER ANTES DE SEGUIR NAVEGANDO

Para mejorar la navegación web y adecuar nuestros contenidos empleamos cookies de terceros, si continúas navegando sin aceptar el uso de estas herramientas no podemos asegurar su completa funcionalidad de nuestra web.

Al aceptar consientes el uso de estas herramientas, en los términos y condiciones expuestos en nuestra Política de Cookies

Aceptar

Acceso Privado

Introduce tus credenciales para acceder a la zona privada.

← Regresar a noticias

EL PRIMER MERCEDES-BENZ AMG CUMPLE 25 AÑOS

MB-AMG_jpg.jpg
← Regresar a noticias

EL PRIMER MERCEDES-BENZ AMG CUMPLE 25 AÑOS

Se cumplen 25 desde que el Mercedes-Benz C36 AMG vio la luz. Estamos acostumbrados a que las dos marcas vayan de la mano, pero no siempre fue así.

AMG (Aufrecht Melcher Grossaspach) nació en 1967. El primer modelo que AMG preparó fue el 300 SE, tanto para la competición, como para la calle. 

En 1988, tras el éxito de los Mercedes 190 E de AMG en el DTM, Mercedes-Benz encarga a AMG la preparación de sus 190E 2.3-16 de competición.

 

 

Unieron sus fuerzas en 1990, y tres años después decidieron fabricar la primera berlina deportiva de la marca. Escogieron para la ocasión el Clase C W202 en su versión más potente, el C280 Sport.

Mercedes-Benz, pensaba vender unos 600 C 36 AMG al año, pero en los cuatro primeros años vendió 5.000 unidades.

El primer Mercedes-Benz AMG montaba un bloque motor de 3.2 litros, que posteriormente se amplió hasta los 3.6 litros, capaz de desarrollar 280 caballos, 50 más que el bloque original. En cuanto a la caja de cambios, de inicio montaba una automática de cuatro velocidades, aunque luego comenzó a acoplarse una de cinco marchas.

En definitiva, el primer Mercedes-Benz AMG tenía una aceleración 0 - 100 km/h en 6,9 segundos, capaz de alcanzar los 250 km/h. Se fabricó hasta 1997, año en el que fue sustituido por el C43 AMG, el primero que montaba motor V8. Palabras mayores.

 

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo en las redes sociales