ADVERTENCIA: LEER ANTES DE SEGUIR NAVEGANDO

Para mejorar la navegación web y adecuar nuestros contenidos empleamos cookies de terceros, si continúas navegando sin aceptar el uso de estas herramientas no podemos asegurar su completa funcionalidad de nuestra web.

Al aceptar consientes el uso de estas herramientas, en los términos y condiciones expuestos en nuestra Política de Cookies

Aceptar

Acceso Privado

Introduce tus credenciales para acceder a la zona privada.

← Regresar a noticias

ADARSA, HACIA UN FUTURO SOSTENIBLE

...

Las motos eléctricas Silence cuentan con una autonomía de 120 km, lo que las convierten en la herramienta perfecta para el desplazamiento de material entre centros.

Con el proyecto “Adarsa Green Project”, Adarsa se convertirá en una de las primeras empresas de automoción de España que haya neutralizado sus emisiones de CO2.

Adarsa ya ha empezado a utilizar las motos eléctricas Silence para el transporte de las piezas de recambio entre los diferentes centros de Adarsa en Asturias y Valladolid, con el objetivo de, en un futuro, poder hacerlo extensible al resto de centros repartidos por toda la península. 

Las motos eléctricas Silence, de fabricación 100% nacional, cuentan con una autonomía de 120 km, lo que las convierte en la herramienta perfecta para el desplazamiento de material entre centros. Proporcionan a Adarsa rapidez en el reparto, pues pueden alcanzan los 80 km/h, soportan hasta 175 kg de carga y además encajan como un guante con la filosofía de compromiso social de la empresa.

Economía circular, sostenibilidad y compromiso con las personas

Este movimiento forma parte del proyecto “Adarsa Green Project”, mediante el cual Adarsa se situará como una de las primeras empresas de automoción de España que haya neutralizado sus emisiones de CO2 a la atmósfera, en busca de un futuro más limpio y justo.

Para ello, tanto el personal de venta como el de posventa de Adarsa recibirán un plan de formación con el objetivo de que éstos adquieran los conocimientos necesarios en el sector de la automoción y cumplan los protocolos de buenas prácticas en materia de protección del medio ambiente. La incorporación de las motos Silence a la actividad de la empresa es otro paso hacia la sostenibilidad medioambiental.

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo en las redes sociales