ADVERTENCIA: LEER ANTES DE SEGUIR NAVEGANDO

Para mejorar la navegación web y adecuar nuestros contenidos empleamos cookies de terceros, si continúas navegando sin aceptar el uso de estas herramientas no podemos asegurar su completa funcionalidad de nuestra web.

Al aceptar consientes el uso de estas herramientas, en los términos y condiciones expuestos en nuestra Política de Cookies

Aceptar

Acceso Privado

Introduce tus credenciales para acceder a la zona privada.

← Regresar a noticias

DESCUBRE EL NUEVO CLASE A SEDÁN

Clase-A-Sedan-web_jpg.jpg
← Regresar a noticias

DESCUBRE EL NUEVO CLASE A SEDÁN

La familia de modelos compactos de Mercedes-Benz sigue creciendo: a finales de 2018 saldrá al mercado el Clase A Sedán. Este modelo de tres volúmenes, cuatro puertas y 2.729 milímetros de batalla posee las proporciones de una berlina dinámica y compacta, con voladizos cortos, y se sitúa a la cabeza de su segmento en lo que respecta a altura hasta el techo en las plazas traseras.

La nueva berlina hace gala de todas las virtudes del Clase A: motores modernos y eficientes, un elevado nivel de seguridad gracias a los sistemas de asistencia a la conducción más avanzados, con funciones asumidas del Clase S, y el sistema de infoentretenimiento MBUX (Mercedes-Benz User Experience) con mando inteligente e intuitivo.

Diseño interior: revolución desde dentro

El habitáculo del nuevo Clase A propone una nueva definición del vanguardismo y la modernidad. Mercedes-Benz abre una vía completamente nueva de diseño y revoluciona desde el interior la categoría de turismos compactos con una nueva sensación de amplitud. Una de las claves de la singular arquitectura es la configuración vanguardista del tablero de instrumentos.

Se ha renunciado por completo a una visera sobre el puesto de conducción. Gracias a esta modificación, el cuerpo básico del tablero de instrumentos con su forma de ala se extiende sin solución de continuidad entre las dos puertas delanteras. Destaca la doble pantalla del puesto de conducción widescreen (opcional) que recorre todo el salpicadero. También resaltan los difusores de ventilación gracias a su estilo deportivo en efecto turbina.

El Clase A Sedán destaca por su sentido práctico. Presenta cotas superiores a la media en espacio para los hombros, para los codos y altura hasta el techo, además de brindar un fácil acceso a las plazas traseras.

Por lo que respecta a la altura hasta el techo en las plazas traseras, se sitúa a la cabeza de su segmento (944 mm). El maletero de casi 420 litros ha sido concebido para brindar una máxima utilidad en la práctica.

El hueco de carga del compartimento portaequipajes, con una anchura de 950 mm y una cota diagonal entre la cerradura y el borde inferior de la luneta trasera de 462 mm, es muy amplio. Ello permite cargar y descargar cómodamente objetos y equipaje de gran tamaño.

Motores: para empezar, un grupo diésel y uno de gasolina

En la fecha de lanzamiento al mercado estarán disponibles los siguientes motores para el Clase A Sedán1:

  • A 200 (120 kW/163 CV, 250 Nm) con cambio de doble embrague 7G‑DCT (consumo de combustible en ciclo mixto 5,4-5,2 l/100 km, emisiones de CO2 en ciclo mixto 124-119 g/km)

 

  • A 180 d (85 kW/116 CV, 260 Nm) con cambio de doble embrague 7G‑DCT (consumo de combustible en ciclo mixto 4,3-4,0 l/100 km, emisiones de CO2 en ciclo mixto 113-107 g/km).

Intelligent Drive: funciones procedentes del Clase S

El Clase A dispone de los sistemas de asistencia a la conducción más avanzados que actúan en cooperación con el conductor, gracias a lo cual ofrece el nivel más alto de seguridad activa en su segmento, además de algunas funciones reservadas hasta ahora al Clase S. Por primera vez, el Clase A puede conducir de forma semiautónoma en determinadas situaciones. Para ello no pierde nunca de vista su entorno. Los sistemas mejorados de cámaras y de radar tienen un alcance de hasta 500 metros.

Al mismo tiempo, el Clase A utiliza los datos de los mapas de carreteras y de navegación para las funciones de asistencia. Gracias a estos datos, el asistente activo de distancia DISTRONIC (opcional), que forma parte del paquete de asistencia a la conducción, puede ayudar al conductor en numerosas situaciones y adaptar confortablemente la velocidad del vehículo —por ejemplo, al acercarse a curvas, cruces o rotondas— en función del trazado de la ruta prevista. A ello se añaden, entre otros, el asistente activo de parada de emergencia y un asistente activo para cambio de carril de funcionamiento intuitivo.

El nuevo Clase A está equipado de serie con un asistente de frenado activo con funciones ampliadas. En función de la situación, este equipo puede ayudar eficazmente a evitar una colisión por alcance con vehículos precedentes que circulan a menor velocidad, se detienen o están parados, e incluso con peatones o ciclistas que atraviesan la calzada, o al menos a reducir las consecuencias de un accidente.

El detector activo de cambio de carril (de serie) puede advertir al conductor mediante vibraciones del volante de una salida involuntaria del carril en la gama de velocidad de 60 a 200 km/h, y reconducir el vehículo a la vía prevista mediante una intervención asimétrica en los frenos si se sobrepasa una línea continua. Si la línea sobrepasada es discontinua, el sistema interviene en los frenos solo cuando existe peligro de colisión en el carril adjunto (también debido al tráfico en sentido contrario).

PRE-SAFE® PLUS puede reconocer el peligro de colisión por alcance. Si persiste el peligro, el sistema puede activar los frenos del vehículo detenido para inmovilizarlo y reducir así el impulso hacia delante resultante del impacto, con lo que disminuye el riesgo de lesiones para los ocupantes

Seguridad pasiva: habitáculo altamente resistente y modernos sistemas de retención

El nuevo Clase A es también el primer vehículo de Mercedes-Benz que ha sido desarrollado en el nuevo Centro Tecnológico de Seguridad en la Conducción (TFS). Para la configuración de la estructura del vehículo se han tenido en cuenta los conocimientos adquiridos en la investigación de accidentes reales. Así, cada elemento de la carrocería bruta ha sido específicamente desarrollado en cuanto a su geometría, espesor del material, técnica de ensamblado y calidad del material (mayor proporción de aceros de alta y máxima resistencia).

El núcleo de la configuración de seguridad de la carrocería es el habitáculo altamente resistente. Sobre todo la creciente utilización de aceros de alta y máxima resistencia, así como de planchas de acero conformadas a presión, contribuye a su elevada estabilidad en situaciones de esfuerzo máximo, como en una colisión frontal, lateral y por detrás, y en caso de vuelco.

¿Te ha gustado este artículo?

Compártelo en las redes sociales